Organizar la boda

bodabonita

A la hora de organizar la boda, hay detalles y cosas que son realmente agradables de conocer antes de llevar a cabo la celebración de la misma. Detalles como que las siluetas estilo sirena están en la actualidad de moda en el mundo de las bodas, o como por ejemplo que la purpurina ha reaparecido.

Son algunos ejemplos, de que las tendencias están cambiando con quizás demasiada frecuencia, y cosas que hace unos 3 ó 4 años estaban totalmente olvidadas e incluso pasadas de moda, han vuelto a la palestra. De este modo, si quieres que tu boda sea una boda espectacular, actual, y elegante, tendrás que leerte varias páginas de bodas donde ver hasta el más ínfimo detalle, por pequeño que sea.

Seguramente, estés contenta de haber leído este primer y pequeño párrafo, porque seguramente estabas planeando tu boda con un estilo clásico para intentar ser elegante: pero recuerda, ser clásica siempre es una opción, pero tus invitados posiblemente han acudido a diversas bodas este año, y si la tuya es igual, va a pasar casi inadvertida y no será recordada.

Así que te recomendamos que te pongas las pilas, aunque lo tengas todo bajo control, te dejamos algunos pequeños detalles para ayudarte a que este día, sea perfecto, único, irrepetible y lo mejor de todo: ¡una boda inigualable!.

1.Los invitados son lo primero

Nunca pierdas de vista la lista de invitados. Debes de saber siempre y en todo momento cuantas personas acuden a tu boda. Asegura siempre que haya espacio para todos. ¡Que nadie se quede fuera!. Y por supuesto, que los invitados no estén apretados a la hora del convite, de sentarse a comer, y mucho menos, a la hora de bailar.

2. Comprueba la fecha de tu boda

Comprueba que el día de tu boda no coincide con un día en el que haya un evento importante en tu ciudad como una conferencia de comercio, un paseo de la caridad, o un día de desfiles. Las festividades nacionales suelen ser problemáticas porque los invitados en sus respectivos puentes suelen organizar viajes fuera de su ciudad o del país.

Y por supuesto ¡que tu día no coincida con el de una final de un evento deportivo o un partido de fútbol tipo Real Madrid VS Barcelona!.

Si no quieres ver a todos los hombres de mala cara mientras sus mujeres sonríen, ¡hazme caso y toma este consejo como oro en paño!

2. Investigar restricción de fechas de boda

Saber de antemano si su fecha de la boda cae en el mismo día de una conferencia de comercio, paseo de la caridad, o cualquier otro evento local que podría afectar el tráfico y el hotel la disponibilidad de habitaciones.

3. Presta atención a la madre naturaleza y al tiempo

Deberás saber con antelación que tipo de tiempo tendrás el día de tu boda. Si eliges un día de frío invierno, hará frío y posiblemente lloverá. Por ello, debes elegir muy bien el tipo de espacio para tu boda. Posiblemente no querrás tener a tus invitados muertos de frío en una carpa, con los pies empapados o llenos de barro por el cocktail del jardín.

4. El más importe: tu presupuesto

Nunca debes de pasar tu presupuesto. Ten siempre la calculadora a mano, y no caigas en el graso error de pensar que con lo que te regalarán los invitados, tendrás para pagar todo. Nunca caigas en este error. Siempre se previsora – o previsor -, organiza bien el tema económico, y no lo pases mal el día de tu boda.

5. Buenos proveedores

Cuando busques un fotógrafo para tu boda, o un DJ, o quizás un bailaor o bailaora de flamenco, busca siempre un auténtico profesional, no permitas que aficionados al sector se encarguen de tales eventos. Imagina por un momento que el DJ no se presenta porque ha estado de resaca, y el fotógrafo se olvida la batería de la cámara. Busca siempre profesionales con equipos profesionales. Observa antes sus trabajos, y luego, si te gusta, contrata sus servicios, pero mientras tanto, no.

6. No invites a cualquier

Un detalle importante es el número de invitados que acudirán a tu boda. Recuerda que si invitas a cualquiera, por invitar, puede que acuda. Invita a aquellas personas a las que de verdad quieres ver en tu boda: familiares, amigos íntimos, amigos, algunos compañeros de trabajo, pero olvídate de invitar al primo del amigo de tu madre. Cada invitado que lleves, te cuesta alrededor de media unos 70€, así que si llevas a 10 personas con las que apenas tienes trato, te costará unos 700€.

Bueno, posiblemente sean unas recomendaciones muy breves pero son bastante explicativas de por sí solo, y estoy segura de que el punto 6 te ha encantado, porque en tu lista seguramente habrán muchos invitados e invitadas para hacer relleno, ¡pero olvídate del relleno!, disfruta del día de tu boda con tus amigos, familiares y compañeros,y sobre todo, con tu novio y esposo.

¡Feliz boda!

Anuncios